San Antonio María Claret (propósito #46)

Conozco que no puedo ofrecer a Dios bocado más sabroso, ni bebida más regalada, que almas arrepentidas desde el púlpito y el confesionario. Jesús me convida a mí y me da en comida su cuerpo, y su sangre en bebida, y quiere que yo le convide con almas convertidas.

Conozco que es la comida de que más gusta, como dijo a los Apóstoles.

Para los reyes de la tierra se buscan frutos exquisitos, aunque cuesten algo de alcanzar. ¿Qué no debo hacer yo para el Rey celestial?


San Antonio María Claret



| Claret | | Claretpropositos |


San Antonio María Claret (propósito #45)

Llevaré el examen particular del amor de Dios.

Por amor de Dios me esmeraré en hacer bien todas las cosas y cada una en particular, con pureza de corazón y rectitud de intención.

Por amor de Dios me abstendré de hablar de mí, de mis cosas y de mis ocupaciones, según las Reglas (Nota: Se refiere a las Constituciones de la Congregación Claretiana, aprobadas por Pío IX el 22 de diciembre de 1865. La cita del santo se encuentra en el capítulo de la humildad).


San Antonio María Claret



| Claret | | Claretpropositos |

San Antonio María Claret (propósito #44)

Padre mío, tomad este mi pobre corazón; comedlo, así como yo os como a Vos, para que yo me convierta todo en Vos. Con las palabras de la consagración, la substancia de pan y vino se convierte en la sustancia de vuestro cuerpo y sangre. ¡Ay, Señor omnipotente! Consagradme. Hablad sobre mí y convertidme todo en Vos.


San Antonio María Claret



| Claret | | Claretpropositos |

San Antonio María Claret (propósito #43)

Tengo que ser como una vela que arde, gasta la cera y luce hasta que muere. Los miembros gustan de unirse a su cabeza, el hierro al imán, y yo a Jesús deseo unirme en el Sacramento y en el cielo.

Ama más a Dios un comprensor que mil viadores, dice San Buenaventura.


San Antonio María Claret



| Claret | | Claretpropositos |


San Antonio María Claret (propósito #42)

Se extendió por Barcelona la fama de la habilidad que el Señor me había dado para la fabricación. De aquí es que algunos señores llamaron a mi padre y le dijeron que sería del caso que formásemos compañía y pusiésemos una fábrica a nuestra cuenta.

Mi padre me habló y me propuso las ventajas que resultarían y la fortuna que me convidaba.

San Antonio María Claret



| Claret | | Claretpropositos |

San Antonio María Claret (propósito #41)

"Nuestra conversación está en los cielos"(Filipenses 3, 20). No hablaré ni escucharé sino cosas de Dios y que lleven al cielo.


San Antonio María Claret



| Claret | | Claretpropositos |


San Antonio María Claret (propósito #40)

Yo lo hacía así sin saber por qué, pero con el tiempo he sabido que era por una especial gracia y bendición de dulzura, con que el Señor me había prevenido.

Cuánto conviene tratar a todos con afabilidad y agrado, aun a los más rudos, y cómo es verdad que mejor partido se saca de andar con dulzura que con aspereza y enfado.


San Antonio María Claret



| Claret | | Claretpropositos |

San Antonio María Claret (propósito #39)

Por la noche, al desnudarme, pensaré en la muerte, y la cama me recordará la sepultura.


San Antonio María Claret



| Claret | | Claretpropositos |